miércoles, 17 de octubre de 2012

BABY´S BODYS

Debo decir que me  EN CAN TAN los bebés. Cuanto más chiquititos mejor. Con ellos, igual que con los perros, tengo una conexión especial. Quizá porque no me lanzo encima de ellos (error que comete mucha gente cuando ve a un bebé), si no que les doy su espacio y espero a que sean ellos los que me vean y establezcan su comunicación conmigo y luego les sigo el diálogo tal y como ellos lo hayan establecido, sea gestual o verbal. No se debe invadir el espacio de un niño ni de un perro, porque entonces te verán como una amenaza, ( o como otra de las señoras pesadas que le hablan a mamá y pretende sobarle los mofletes).
Si el niño es muy pequeño hay que entender que necesita comprender qué es lo que tiene delante. Si ya sabe hablar, ya se encargará de mandar a paseo al que considere el pesao de turno.

Bueno, pues para ellos es doblemente satisfactorio pintar, por hacer lo que nos gusta, y por la ternura que nos inspiran.






No hay comentarios:

Publicar un comentario