sábado, 5 de mayo de 2012

MARCO DE ESPEJO. PASO A PASO (CASI)

Hacía tiempo que tenía ganas de hacer un marco de espejo, pero el coste de un marco siempre era más de lo que podía asumir dada la situación actual. Pero como yo soy una ratilla de las gangas y una especialista en encontrar oportunidades (mis amigas ya saben que tengo una habilidad increíble para hacer del regalo un arte de quedar bien por poco dinero), pues esta vez no iba  a ser menos.
El que os voy a presentar se trata de un espejo no muy grande, debe medir aproximadamente unos 30x50cm y cuando lo compré era un espejo con una decoración infantil tipo industrial.....POR SOLO 3 EUROS!!. 
Como comprendereis, por ese precio no compraba ni el espejo solo en una cristalería. Así que me lo llevé a casa dispuesta a tunearlo.

Aquí estoy sacándole las chuminadas que traía pegadas.


Algunas se resistieron más que otras, como esta pelotita que me tocó bastante las idem...

Después procedí a lijarlo,


Bueno, esta que veis es una lijadora de las más sencillas que hay en el mercado. Me costó sobre 10 euros en Leroy Merlín. Es útil cuando tienes que lijar superficies grandes como baúles, mesas, etc.  El papel de lija lo compras igual en la ferretería y lo recortas a partir de la primera plantilla que trae la máquina, de modo que no supone ningún gasto extraordinario y te quita mucho trabajo. 



Después de limpiar bien el polvillo del lijado y de proteger el borde el espejo con cinta carrocera, le doy una primera capa de pintura acrílica blanca, porque quiero neutralizar lo más posible el morado de debajo. La segunda capa se la daré de color mantequilla.



En este marco voy a poner partes de decoupage y partes de latón grabado, por lo que marco con un lápiz los sitios donde va a ir cada cosa.






Aquí veis que en las partes que van descubiertas del latón, he aplicado una mano de algo que parece una pátina medio dorada. Se trata de una pintura autocraquelante dorada. Esta pintura hace su efecto craquelante cuando la aplicas en una capa gruesa sobre una superficie no porosa como el ejemplo que, aunque no tenga que ver con el marco, os voy a poner ahora:

yo había hecho este jarrón de cristal


pero se me cayó y se astilló, no llegó a romper de todo, de modo que le dí una capa de imprimación, otra de pintura acrílica y luego tapé las figuras con la pintura autocraquelante. Finalmente, aseguré el cristal con un poco de cinta de plomo. Así convertí el jarrón en una especie de caña tropical y no tuve que tirarlo.


Bien, sigamos con el marco. Esta pintura de la que os hablo, si la das en una capa fina no se craquela y le da al trabajo un aspecto como de haberle dado una pátina.

Después de que esta mano de pintura está seca le paso una lija fina sin insistir demasiado, solo para darle suavidad. (lo siento, a partir de aquí no tengo fotos hasta el resultado final)



Bueno, ahora ya os podeis imaginar los pasos siguientes. Primero aplico el decoupage. Cuando este está seco empiezo a colocar las piezas de latón que he preparado previamente.
El latón (o el estaño, si preferís) se modela colocandolo sobre un molde (puede servir el relieve de la parte de atrás de un azulejo) y pasandole primero un difumino y luego un buril (mejor buscar en internet sobre estos terminos o buscar tecnicas para trabajar el estaño) (lo siento, yo hago lo que puedo).
Yo el latón lo he pegado con cola blanca, aunque me ha costado que pegara bien, quizá haya algo que pegue mejor, no lo sé). Luego he asegurado los bordes con cinta de plomo. También he puesto plomo en los cantos del espejo y en el interior del recuadro del mismo.

Y bueno, aquí estoy, que tal quedo? por una vez he querido aparecer en la foto.



Huy, esas nubes... creo que va a llover...


Mi compi Trasno se ha enfadado porque no le he dejado salir en el marco.


Colega, no te enfades, ven para acá que lo arreglamos...


Mejor así? Te dejo que digas que lo hicimos los dos...hala.

2 comentarios:

  1. Yo veo ess espejo en la tienda y no se me ocurre hacer nada con él....., pero a ti.....a parte de buenas manos, menuda imaginacion...
    la parte del laton no me ha quedado muy clara...donde lo compras?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo voy por el mundo buscando cosas para transformar, en cualquier sitio, en las cafeterias le echo el ojo a las botellas, en las casas, sobre todo en las casas antiguas, voy buscando todo lo susceptible de ser cambiado, si hasta cuando voy a un hotel me fijo en la decoración y me imagino lo que le haría!!! Soy un caso del transformismo.
      El latón y el estaño se compran en rollos. El estaño es más blando que el latón, por lo tanto, más fácil de trabajar y, además, también lo puedes pintar con vitrales. Tanto uno como otro se pueden repujar (puedes buscar en google técnicas de repujado), pero para estos trabajitos simples como es ponerle unos trocitos con relieve a un marco, se utilizan unas plantillas para darle el relieve. Los azulejos traen relieve por la parte posterior y a veces un trozo de azulejo te puede servir de plantilla. En el tema de las manualidades se puede aprovechar casi cualquier cosa.

      Eliminar