domingo, 26 de febrero de 2012

El último mercadillo

Hoy hemos tenido jornada festiva en el pueblo. Han unido la tradicional fiesta del Lacón con Grelos con el Entierro del Chapante (el final del Carnaval. También se ha organizado una Exposición y concurso de camelias, y una reunión de palilleiras (las que hacen encaje de bolillos o de Camariñas) y una Feria de Artesanía y productos agrarios y ecológicos.
Vamos que hemos tenido un día laaargo y pesadito. Sobre todo porque mucha gente paseando y mirando, y vuelta a mirar, pero poco rascar el bolsillo.
Al principio me hacía mucha gracia, pero al final ya me resultaban pesados. Pero es lo que tiene cuando se aglomera la gente, que te agobia. El hecho es que mis cosas les gustaban mucho a la gente, pero mucho decir muy bonito, muy bonito, pero pasaban de largo.
Había un plato en concreto que les llamaba poderosamente la atención, no sé por que, pero todos se paraban a mirarlo, lo tocaban, me preguntaban el precio una y otra vez, y así todo el día. Parecía que tenía un imán. Hasta el compañero del puesto de al lado me llegó a decir que tendría que quitarlo antes de que me lo rompieran. Era una pasada. Pues me vine con él de vuelta. Misterios que tiene la ciencia.

Os voy a poner la foto del dichoso plato por si le veis algún misterio, qué se yo, igual se ve alguna imagen abstracta que yo no percibo.


Y esta es la imagen del puesto completo

1 comentario:

  1. Ese plato lo especial es el papel de arroz y su dibujo que es precioso¡¡ y siempre gusta ....que pena que no te lo compraran ....en la proxima ponle una vitrina¡ :) bonito puesto... un saludo.

    Maria

    ResponderEliminar